Earthlings

Earthlings

Earthlings (Terrícolas), es hasta el momento el documental más completo y conocido en defensa de los derechos de todos los animales, poseedor de varios premios como mejor documental en el Festival de cine San Diego, el Festival internacional de cine de Boston y el Festival de cine Artivist, que ha recibido críticas y elogios a partes iguales. Entre los elogios se encuentran titulares como los siguientes:

Cultura | 16 de abril de 2010


Para todos los que vean ?Earthlings?, el mundo nunca volverá a ser igual. (Tom Regan, autor de ?A Case for Animal Rights?)

El film definitivo de todos los tiempos que los americanos no quieren ver. (Gretchen Wyler, The Human Society of the United States)

¡El film que cambia vidas! (Audrey Kelly, redactora jefe de ?Fade In Magazine?)

Visionar ?Earthlings? es el mayor regalo que jamás he recibido. No puedo creer lo ignorante que he sido en el pasado. (Bryce Dallas Howard, actriz)

Es una experiencia poco frecuente cambiar gracias a un film. ?Earthlings? tiene ese poder. (Persia White, actriz y activista)

¡El mejor film documental del año! (PETA)

El ?Ciudadano Kane? de los documentales. (Linda Blair, actriz)

Entre los detractores del documental, como es evidente, se encuentra la gente que no empatiza con el sufrimiento de especies no humanas y que considera que la explotación animal es lícita, haciendo referencia al supuesto sensacionalismo, el punto de vista parcial desde el que está realizado el documental y su supuesta falta de objetividad. Lo cierto es que su existente parcialidad, lógica al partir de una postura determinada como la práctica totalidad de documentales, no impide que la información que da sea totalmente objetiva.

Earthlings está dividido en 5 partes que tratan de los siguientes aspectos de la explotación animal:
-Mascotas
-Comida
-Ropa
-Entretenimiento
-Ciencia
Aunque haya gente que eche en falta estudios, números y estadísticas, el documental no deja de ser una sucesión de datos objetivos narrados por Joaquin Phoenix sobre los métodos de exterminación de los animales abandonados en las calles, los diferentes, crueles y aberrantes métodos de producción (que no crianza) y matanza de animales, las atrocidades que se cometen para la elaboración de la ropa, cómo son maltratados en actos de entretenimiento como circos o tauromaquia explicando con detalle los procesos, y las torturas a las que siguen siendo sometidos en nombre de la ciencia, hoy en día innecesariamente. En una escena descartada también se dan datos sobre la cantidad de agua necesaria para una plantación o para obtener una hamburguesa y el número de millones de personas a las que se salvaría del hambre si los cereales que se cultivan deforestando amplias zonas sólo para obtener carne destinada al primer mundo fueran distribuidos entre los habitantes del llamado tercer mundo. La eliminación de esta escena del montaje final le da de hecho más coherencia al documental, ya que está realizado bajo un punto de vista sensocentrista o animalista, destinado a defender sus derechos y absteniéndose de tratar otros temas referentes a aspectos como economía y ecología para los que ya existen múltiples estudios. Los datos que no son narrados son expresados a través de las imágenes, unas imágenes reales y sin efectos especiales, es decir, absolutamente objetivas, con una música de Moby muy tranquilita y nada efectista, alejada del sensacionalismo. Como siempre, están los que tachan de sensacionalistas o demagogos a este tipo de documentales, cuando lo único que pretenden es mostrar una realidad objetiva, teniendo en cuenta que habitualmente es con lo explícito y lo visceral con lo que se consigue mover conciencias. Yo apoyo el mostrar estas duras imágenes que mucha gente no quiere ver por saber que les van a afectar y quieren seguir con sus egoístas costumbres, como ya se ha dicho en la cita de The Human Society of the United States, ya que ver en un papel una serie de fríos datos, números y estadísticas, en mucha gente sólo conduce a distanciarse, no implicarse y no empatizar. Es cierto que no se dan nombres de empresas cárnicas, pero eso es debido a que en toda la industria se ejecutan los mismos procedimientos, siendo la ganadería ética, que sí que se menciona brevemente en el documental, prácticamente inexistente, y a pesar de ello tampoco estar justificada desde el punto de vista de un vegano, ya que no se trata de ?humanizar? la explotación que conduce a la muerte, sino de eliminar dicha explotación que no posee ningún aspecto positivo.

Earthlings es, en definitiva, un excelente documental destinado a sensibilizar y concienciar a la gente, mucha de la cual desconoce cómo son tratados los animales. Siempre habrá, eso sí, quien no pueda o no quiera empatizar con ellos...

Visionado del documental:

 

 

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.