Pasiones desenfrenadas

Sábanas mojadas, suaves caricias
sensual y maravilloso tu cuerpo
deseos contenidos en tu dulce anhelo,

Cultura | 23 de febrero de 2009
Carmen Melirene

que despierta a los sentidos
de tu interior dormido.
Vibran las emociones cuando acaricio tus pechos,
cuando mi mano despacio, baja y me pides,
lento, ve lento con tu respiración acompasada.
Acaríciame, me pides en un susurro,
desata tu pasión a mí alrededor,
acoge mi saciedad y llévala a tu calma,
desabrocha esos botones de sueños,
bésame mis senos endurecidos de mirarte encendido.
Hazme suspirar de deseo,
jadear de placer.
Entrégate a mí, llévame hasta volar
hasta llegar al "más allá".
Desenlia esas sabanas arrugadas
por la agonía de esta pasión
que ya no se queda contenida
que se entrega desde tu alma a la mía.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.