Plantón

Plantón

El besazo esperado de Bardem a Pe o de Pe a Bardem, no ha sido posible. Al parecer, él se excusó diciendo que se encuentra rodando en Barcelona. Pero resulta que hoy nos enteramos de que el rodaje se interrumpió el pasado 12 de Febrero debido a una lesión del protagonista, nuestro hombre ( ya no se sabe a ciencia cierta si sigue siendo el de Pe).

Cultura | 26 de febrero de 2009
Consuelo G. del Cid Guerra

Javier Bardem. La información, facilitada por Mod Producciones, empresa responsable de la filmación, no ha entrado en más detalles.
?Penélope, con su bolso de piel marrón y sus zapatos de tacón y vestida de domingo, sentada en la estación??es decir, que su novio la ha dejado plantada, como en la canción de Serrat ( sus padres la llamaron Penélope por esa canción precisamente) pero en plan divina, que no es lo mismo esperar al novio que no llega en una estación de pueblo y muerta de frío, que en la entrega de los Oscar, claro, y más cuando te lo dan.
Estatuilla en mano pero plantada, eso está muy claro. ?Adios, amor mío, no me llores, volveré antes de que los sauces caigan las hojas?y se quedó, con su bolso de piel marrón, y sus zapatos de tacón, sentada en la estación??.
Esta chica no tiene suerte con los hombres. La deja Cruise, ahora la planta su novio español??Pobre infeliz, se paró su reloj infantil, una tarde plomiza de Abril, cuando se fue su amante??.
¿Habrá sido una excusa lo de Bardem? Que eso no se le hace a una mujer, Javier. Que no, que no ?Dicen en el pueblo que el caminante volvió, la encontró en su banco de pino verde?la llamó, Penélope, mi amante fiel mi paz, deja ya de tejer sueños en tu mente?mírame, soy tu amor, regresé ?.
Pero lo mismo cuando aparezca le dá con el Oscar en el espinazo. ?Le sonrió, con los ojos llenitos de ayer, no era así su cara ni su piel?TUNO ERES QUIEN YO ESPERO, y se quedó, con su bolso de piel marrón, y sus zapatos de tacón, sentada en la estación??.
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.