José Antonio Duce: la magia de la fotografía.

José Antonio Duce: la magia de la fotografía.

Todo lo que hace lleva su sello personal. Es algo que no tiene descripción, pero que encierra una magia especial. Sus fotos hablan, transmiten y hasta nos producen esa sensación en la piel que sólo ocurre cuando algo llega a la emoción, a lo más hondo. Es como si infundiera en ellas su sensibilidad y luego cobraran vida haciéndonos sentir, transportados, como si estuviéramos allí mismo.

Cultura | 09 de junio de 2009
Gloria Mateo

Pocos rincones hay de Aragón y, sobre todo, de su querida Zaragoza, además de otros muchos de diferentes lugares del mundo, que no han sido acariciados por su cámara. Juega con las luces, hace malabares con cualquier rincón y capta su esencia, haciendo que no pase desapercibido, aunque con nuestros ojos no nos hubiéramos percatado de la belleza que escondía.

Esto sólo lo sabe hacer él: José Antonio Duce, maestro de muchos fotógrafos, No necesita ni siquiera el Documento Nacional de Identidad porque está plasmado en cualquiera de las maravillas que ha inmortalizado. Basta simplemente, con contemplar una fotografía suya y saber quién hay detrás de la cámara.

Agustina de Aragón - Jose Antonio Duce

De siempre ha hervido en su sangre esta pasión por el arte de la fotografía. Y no se detiene, busca la innovación, y nos hace volar la imaginación. Independientemente de la formación tan exquisita que tuvo, siempre va más allá, sorprendiéndonos.

El día de San Jorge lo vi con su cámara, por el Paseo de Independencia, buscando el instante, el momento preciso en el que pudiera plasmar el alma de cualquier pequeño detalle para, después, convertirlo en gigante porque dentro de sí lleva a un artista en toda la extensión de la palabra.

París, Arco de Triunfo - Jose Antonio Duce

No voy a hacer mención de la cantidad de premios que tiene, porque son muchos, pero quien quiera conocerlos puede ir a www.joseantonioduce.com

Si no fuera porque sé que es una persona, aseguraría que sus fotos están hechas por un ser no terrenal. Tiene un don especial que sólo lo tienen muy pocos elegidos.

Mis palabras resultan muy pobres para expresar la grandeza de este hombre.

¡Sinceramente, gracias, maestro, por llevar esta tierra tan adentro y por el privilegio de tenerle!

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.