Joaquín Sabina cae mal

Joaquín Sabina cae mal

El singular cantautor Joaquín Sabina se mete la hostia de su vida en directo frente a 15.000 fans y termina en la UCI.

Cultura | 14 de febrero de 2020
Isaac Villavecchia

Con una evolución favorable tras la intervención quirúrgica a la que ha tenido que someterse el reputado cantautor como consecuencia del accidente sufrido el pasado miércoles, que para más guasa era su cumpleaños, todo parece apuntar a que en el futuro podrá seguir exhibiendo su bombín en próximos recitales.

El incidente se produjo a la media hora de iniciar el concierto que Joaquín Sabina ofrecía junto a Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid. Deslumbrado por los focos, Sabina no vió el final del escenario y cayó de bruces ante la mirada atónita de todos los presentes.

Henchido de euforia y de un hematoma intracraneal del hemisferio derecho que terminaría remitiéndolo a un quirófano del hospital Ruber Internacional de Madrid, el autor de “Mentiras piadosas” quiso seguir con el espectáculo a pesar del dolor.

Los médicos que lo atendieron in situ, sin embargo, le recomendaron que dejara de fliparse e impidieron, para fortuna del artista, que este diera rienda suelta a su voluntad. Porque como se pudo comprobar más tarde, las consecuencias de la caída eran más graves de lo que parecía en un primer momento; había caído mal.

Tan mal, que ha tenido que ser sometido a cirugía intracraneal y sigue en la Unidad de Cuidados Intensivos, aparentemente fuera de peligro pero bajo vigilancia.

El brillante letrista a la vez que infame defensor de la tortura animal ya no solo cae mal en los círculos animalistas, sino que también lo hace en los escenarios.

Y como en el mundo de la farándula todo detalle es noticia, un popular diario de tirada nacional ha dedicado un artículo de más de 350 palabras a contar que, según un amigo suyo, el escritor Benjamin Prado, lo primero que hizo el famoso cantautor nada más despertarse fue pedir un cigarro en la Unidad de Cuidados Intensivos.
 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.