Publicidad
Publicidad
"No llores que vas a ser feliz"
Cultura - 03 de noviembre de 2018
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Una obra que empieza con forma de poema demoledor, una nana sin madre, un niño y otro sin identidad

"Llevo algo dentro de mis entrañas
que no lo puedo querer.
Pobrecito niño que ahora vas a nacer
si supieras lo triste que me pongo
cuando pienso lo que contigo voy a hacer.
Pero piensa, niño pequeño, que es mi deber
me gustaría que si algún día te enteras
que tu Madre no te quiso
me puedas perdonar
porque, hijo mío,
yo no te puedo guardar.
No ya por mis Padres, ni por dinero,
sino porque no te quiero.
Oh ! Pero no llores, mi niño pequeño
que solo no vas a estar en el mundo.
Tendrás unos Padres que te van a querer más
que nadie, y por supuesto, más que yo".

Este es parte del texto de una serie de "cartas" que llegaron a manos de la autora, Neus Roig, todas iguales.Fueron entregadas a niños adoptados en la Maternidad de la Almudena, reformatorio para madres solteras conocido popularmente como "Peñagrande".

Y a partir de ahí, empieza la investigación sobre los niños robados en "No llores que vas a ser feliz", un trabajo impecable que no deja cabo suelto. La implicación de la Iglesia, médicos, matronas, monjas y curas, la dictadura franquista : "Los así llamados insurrectos, por el solo hecho de que un vecino denunciara" (pág 35), clínicas, hospitales, conventos, orfanatos... la desaparición de bebés, la falsedad documental, la impunidad absoluta frente a una historia sostenida con arrojo en 427 páginas magníficamente trabajadas con una profunda reflexión final que refiere los crímenes de lesa humanidad.

¿Quién escribió esa carta repetida como si de un viejo patrón se tratara?. ¿Quienes coaccionaban a las madres de Peñagrande para dar su hijo en adopción?.

-Firma aquí, tú no eres nadie, no le puedes ofrecer nada a tu hijo.

-Si de verdad le quieres y no eres egoísta, firma.

Cuatro cartas idénticas llegaron a manos de Neus Roig en menos de un mes.

¿A cuántos adoptados se les habrá entregado esa mentira escrita?. Porque la mentira con forma de poema, pareado y malo, así se larga, sin más, cuando un hijo busca a su madre biológica. Ese punto de partida infernal fue el detonante para "No llores que vas a ser feliz" ( el tráfico de bebés en España : de la represión al negocio).

La historia, por ahora, no nos dará la razón, por mucho que se argumente. Los casos son archivados de forma sistemática como si de la crónica de una impunidad se tratara.

Por eso, el trabajo de la antropóloga Neus Roig se es imprescindible para poder entender toda la trama, que ella misma analiza punto por punto y al detalle. Nombres, cárceles, leyes, casos y más casos cuyo testimonio evidencia la realidad. Las víctimas llevan años luchando para que se haga justicia, los crímenes de lesa humanidad no prescriben, y mientras tanto, asistimos a verdaderas aberraciones judiciales, como es el caso del Dr. Vela : culpable pero prescrito.

Los adoptados que hayan podido leer la carta de marras, puede que hayan sido felices, pero sin duda alguna, lloraron lágrimas de sangre tras haberla leído al saber que fueron robados mientras dedican el resto de su existencia a buscar, buscar y buscar esa madre biológica que nunca les abandonó.