Eduard Allende - Entrevista

Eduard Allende - Entrevista

Es el pintor que escribe, antes y después de cada obra. Recogido entre retales, determinados objetos cuya aplicación adquiere sentido ante cualquier superficie: La suya, personal e intransferible.Estallidos de color que se atraviesan con agujas, puntillas y restos de cualquier pequeño naufragio cuya historia es reconstruída al antojo de Eduard Allende. Cualquiera de sus cuadros nos puede trasladar al lejano Oriente, hacia el azul prusia de Marruecos, e incluso hasta el principio de un cuento donde las cuerdas, perlas u hojas pretendidas sobre un brochazo ocre, confunden la búsqueda del tesoro escondido, puesto que él consigue hacerlo exterior, a la vista de todos y con todo.
Pero mejor que se explique él mismo?

Cultura | 22 de marzo de 2011
Consuelo G. del Cid Guerra

¿Qué te condujo a esta técnica tan peculiar en la que se mezcla pintura y collage?

- La investigación durante quince años sobre la materia, su significado, forma, color, textura y valor, dan como resultado una serie de ensayos pictóricos en los que se fusionan la pintura, el bajo relieve y la esculto-pintura.
Este resultado final conforma mi obra reciente que la componen dos centenares de vitrinas de pequeño y medio formato.

Los títulos de tus obras son magníficos ¿los aplicas antes o después de cada cuadro?.

- Título y obra van surgiendo simultáneamente durante el proceso de fraguado de la idea. En él intervienen factores diversos intencionales o casuales, verídicos o imaginarios.
Dentro de cada título subyace la idea de una historia, un cuento o tal vez de una leyenda. Sus textos son más propios del título de una obra literaria, que de una obra pictórica.

¿La elección del colorido surge mientras trabajas o forma parte de tu estilo?

- El color fluye, como fluye la palabra que da forma a una historia escrita. Claro está que cada cual, cuando escribe o pinta; narra, construye e inventa a su antojo haciendo uso de sus preferencias, estableciendo concesiones a la ortodoxia y las formalidades academicistas, o dejándose arrastrar por el caudal de la historia sin oponer la más mínima resistencia.

¿Qué es lo que nos quieres transmitir con tus obras?

- En mis obras no hay más transmisión de ideas o emociones que aquello que el espectador sea capaz de decodificar. Se trata de un puro ejercicio semiológico donde emisores, receptores y códigos juegan su propio papel.
La iconografía, los resultados estéticos y plásticos, el lenguaje de los signos, el color, las formas, etc? pueden inducir al espectador a diferentes lecturas o emociones todas ellas aceptables.

¿El material que utilizas surge de forma espontánea?

- Los materiales conforman una selección de objetos casuales y aleatorios que he ido coleccionando en función de su forma, color, textura i valor. Después elaboro mis obras estableciendo un diálogo entre todos ellos que modero con el oficio de un chamán mudo

¿Cuándo consideras que has construido una serie?

- Cuando el círculo se cierra. Cuando las propias obras, así lo sugieren. Cuando despierto de algún sueño. Cuando pienso que todo debe tener su fin para alumbrar nuevos principios.

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.