Convocadas concentraciones por las detenciones en Catalunya
Actualidad - 16 de enero de 2019
Escrito por Isaac Villavecchia
 

Cuando parece que al independentismo le sobran razones para existir, el estado insiste en darle más.

Hoy la policía nacional ha detenido al alcalde de Verges, Ignasi Sabater, al alcalde de Celrà, Dani Cornellà, al fotoperiodista Carles Palacio y a varios ciudadanos más, entre ellos un sobrino del President Quim Torra, dos miembros de La Forja y uno del sindicato de estudiantes, a pesar de que desde el TSJC han desmentido que hayan ordenado su detención y que la policía puede estar actuando por iniciativa propia en el marco de una investigación sobre las movilizaciones del 1-O.

Benet Salellas, abogado de ambos alcaldes, ha denunciado que un agente no le ha dejado entrar en la comisaría hasta que hablara castellano.

Ignasi Sabater, además, ha resultado lesionado por los policías en el momento de ser esposado cuando ha sido detenido por unos agentes sin uniforme y encapuchados. Según Salellas, se trata de unas medidas desproporcionadas que solamente se aplican tras incomparecencias reiteradas a las citaciones judiciales o por riesgo de fuga.

Carles Palacio ha sido detenido al salir de un restaurante con su compañero fotoperiodista Jordi Borràs, también por agentes sin uniformar. Al respecto, Borràs ha dicho que lo que él ha presenciado "ha sido un secuestro".

Las reacciones no se han hecho esperar. Marta Madrenas, alcaldesa de Girona, ha acudido a la comisaría para pedir explicaciones por este alud de detenciones; posteriormente ha exigido "responsabilidades políticas ante una actuación inadmisible y vengativa". Por su parte, el cantautor y exdiputado del Parlament de Catalunya Lluis Llach, natural de Verges, ha acudido al ayuntamiento de la población. Omnium Cultural ha emitido un comunicado condenando los hechos, que define como un "abuso de autoridad que refleja la regresión de los derechos individuales de la ciudadanía aplicado por los cuerpos de seguridad del estado". En rueda de prensa, el portavoz de la CUP ha dicho que "este operativo de la policía española está dirigido políticamente por el Gobierno español" y que "el objetivo de esta operación no se ampara en orden judicial alguna y quiere criminalizar el independentismo".

A raíz de estos hechos, se han convocado concentraciones de protesta en numerosas poblaciones de Catalunya.