Julio Alberto es más que un club

Mañana termina el mes de julio en ese calendario temporal que inventamos los hombres. Hoy, Julio Alberto Moreno deja el Club de Fútbol Barcelona. O mejor dicho, el club le ha dejado. Tras una labor más que encomiable en África y Centroamérica, creando escuelas, dando conferencias por el mundo entero, tras conseguir la mayor oferta jamás imaginada: novecientos millones de euros para el Club. Tras sacrificar su vida privada, todo su tiempo -no le gustan las cosas a medias- y tras entregarse en cuerpo y alma al Barcelona, más que un club, ahora muchísimo menos sin Julio Alberto.

Actualidad | 30 de julio de 2014
Consuelo G. del Cid Guerra

Poco saben ya de fútbol, demasiada pretensión heredada, excesiva existencia pasada y mucho analfabeto: No son todos los que están, y ya no están todos los que siempre han sido.

Se pierde ese gran patrimonio histórico de personas, ex jugadores sabios de mente y cuerpo, los verdaderos hacedores de la gloria siempre presente. El objetivo de Julio Alberto no era otro que crear y atender un área social que ahora queda huérfana, sin referente, carente de líder y calor humano, ese que sólo desprendía el chico de Candás, sencillo, fuerte, ganador de tantas batallas que ya ni él mismo recuerda. Algunos, sólo algunos, todavía no se venden, y por eso no tienen precio.

Ahora navega en alta mar, mirando hacia delante y rodeado de los suyos. Sonríe con ese gesto inconfundible de quien se sabe en paz, y somos miles los que le seguimos, le queremos y le apoyaremos siempre, puesto que no tiene revés, mira de frente y nunca falta su mano hacia el verdadero amigo.

Sin embargo, yo apuesto mucho más lejos y a la carta más alta : Julio Alberto será el nuevo presidente del Club de Fútbol Barcelona. La razón es muy sencilla : Es el hombre necesario. El mismo que dió aquella gran patada, personal y profesional, colocando al Club en lo más alto:

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.