Las hermanas de la Magdalena

El primer ministro irlandés ha pedido perdón públicamente en el parlamento. Las hermanas de la Magdalena reconocen que no estaban preparadas en su día y que se arrepienten de su falta de compasión. Así lo manifiestan -textualmente- en el documental Los conventos de la verguenza.

Editorial | 08 de febrero de 2013
Consuelo G. del Cid Guerra

La película de Peter Mullan -Magdalene Sisters,2002- fue definitiva para la causa. De 1922 a 1996, más de diez mil mujeres fueron encerradas en los conventos de la Magdalena, que funcionaban como reformatorios, cuyo régimen de internado era peor que el de cualquier cárcel, puesto que les fueron negados sus derechos más elementales. Algunas murieron allí: Se entraba sin fecha de salida. Madres solteras, mujeres violadas, huérfanas, deficientes mentales, adoptadas y rebeldes. Cualquier adolescente que no encajara con la moral impuesta por el nacional catolicismo.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/primer-ministro-irlandes-pide-perdon-condiciones-mujeres-lavanderias-magdalena/1683680/

La película de Mullan escandalizó al mundo entero, y se rodó gracias a los testimonios de algunas ex internas. Haceya más de diez años que las víctimas luchan sin descanso : Reconocimiento, justicia y reparación.

Las víctimas de las Magdalenas eran utilizadas como esclavas en sus famosas lavanderías. Explotadas laboralmente sin percibir jamás un sueldo. El trato vejatorio, los abusos físicos y psíquicos, así como el hecho de permanecer recluídas, se añade al robo de bebés, arrancados de los brazos de sus madres,

Joni Mitchell dedicó una hermosa canción a las llamadas Magdalenas:

http://www.youtube.com/watch?v=dwgTSC-stIM

Los hechos, en mayor o menor medida, tuvieron lugar en España hasta 1984.

Cualquier padre podía deshacerse de su hija si su conducta no encajaba con los rigores o patrones familiares. Las rebeldes eran entregadas a una institución que se llamó Patronato de Protección a la Mujer, presidida por Carmen Polo de Franco.

El Patronato decidía el destino de las menores tras pasar por un centro llamado COC ?Centro de Observación y Clasificación- , que funcionaba a modo de comisaría en manos de monjas Trinitarias. Ellas entregaban a las menores a los conventos del Patronato, reformatorios en régimen carcelario o semi carcelario,dependiendo de su dureza. San Fernando, Villalba, Baeza...eran los tres considerados peores.

Las madres solteras eran destinadas a Peña Grande, un reformatorio en manos de las Cruzadas Evangélicas donde la presión por ceder el niño a la adopción era algo habitual, así como el robo de bebés a las más desamparadas.

Por otro lado, niñas de 6 a 15 años (salvo excepciones) eran captadas en los colegios públicos por la Sección Femenina, que ofrecía unas maravillosas vacaciones en nombre del Patronato Nacional Antituberculoso. Esas vacaciones que tuvieron lugar hasta 1975 en el Preventorio del Doctor Murillo ?Guadarrama- se convirtieron en el peor de los infiernos. Malos tratos, castigos físicos y psíquicos por parte de las llamadas cuidadoras...Las niñas eran obligadas a ingerir su propio vómito, entre otras muchas cosas. Algunas continuaron la cadena estatal de centros.

Las embarazadas por Peña Grande y las rebeldes por San Fernando o Villalba.

Desde hace años sostengo que el origen de la trama del robo de niños -300.000- procede del Patronato de Protección a la Mujer.

Algunas, como las Magdalenas, llevamos años luchando por el esclarecimiento y verdad de los hechos.

La cantante Arita Mitteen dedicó su tema Por ser hijas de Eva a todas las afectadas:

http://www.youtube.com/watch?v=qOdVwrRfiP4

En Irlanda, Magdalenas, y en España, Evas. Un nombre mal recibido que entrañaba pecado. Las desterradas Hijas de Eva nos solidarizamos con todas las víctimas de Las Hermanas de la Magdalena.

Patronato Nacional Antituberculoso. Patronato de Protección a la Mujer. En nombre de ambos Patronatos se cometieron las atrocidades mayores y verdaderos crímenes contra la humanidad. El gobierno español, a diferencia del irlandés, nos da la espalda y niega los hechos acontencidos hasta 1984. Niñas maltratadas. Adolescentes encerradas. Bebés robados. Resistiremos, aunque nos entierren con esto. Porque el país que niega u olvida su historia, está condenado a repetirla.


 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.