Rosario Cordero : Moonwalker

Rosario Cordero : Moonwalker

Lo increíble no tiene por qué ir acompañado, como concepto, de lo imposible. La fe es una gracia divina que parte de todas las religiones existentes, pero la fe en el ser humano siempre es la más complicada puesto que supone caminar por la vida prácticamente desnudo, sin otra oración que la pura y dura realidad.

Cultura | 04 de octubre de 2010
Consuelo G. del Cid Guerra

Yo decidí escuchar a una mujer llamada Rosario Cordero Tesón llevada por una historia increíble para la mayoría, pero no imposible. Que nadie arroje la primera piedra sobre la traducción elemental y la locura fácil. He escuchado su verdad y la reproduzco tras largas conversaciones e intensas emociones, puesto que sé y me consta que gran parte de estas preguntas las ha respondido llorando. Un famoso no es más que un ser humano. Cualquiera, dependiendo del lugar y su forma de estar en el mundo, puede encontrarse cerca de alguno. Yo lo he estado. Conozco sus secretos, sus temores y su desconfianza inicial ante cualquier don nadie que es sospechoso hasta que demuestre lo contrario. Y esa demostración puede durar años. Rosario conoció a Michael Jackson y esta es su verdad.

 

¿Cuándo y dónde conociste a Michael Jackson?

- Nos encontramos en Londres en diciembre de 1980 el día en que mataron a John Lenonn.Yo estaba bastante triste por eso.

 

¿Qué pensaste de él en el primer momento?

-Sabía que Michael Jackson iba a actuar en Londres, y pensé que podría ser él pero era más guapo de lo que yo le imaginaba, y el encuentro realmente fue muy especial.

 

¿Dudabas en el primer momento de que se tratara del verdadero Michael Jackson?

 El dueño del hotel me preguntó si yo quería ir a una de las suite de artistas a preguntar si necesitaban algo, limpiar, o algún recado de la calle, porque ellos no salían de la habitación, y yo acepté, pero no sabia que artistas encontraría en esa suite. No conocía las caras de los hermanos de Michael, y Michael tenía hecha una cirugía en la nariz. Sólo le había visto en fotografías cuando era niño. Tampoco me había fijado demasiado en su imagen, pero me encantaba su voz, tenía un atractivo especial para mí, muy especial, venia desde que lo oí cantar por primera vez cuando... los dos teníamos once años.

 

¿En qué momento de tu vida te encontrabas cuando le conociste?

Yo estaba de aprendiza en un hotel en Londres. Y era un momento difícil, con mucho estrés, porque iba a muchas fiestas, además de llevar cuatro meses por Londres sin parar, muchos nos despedíamos para regresar a nuestros puntos de origen. Llegaban las vacaciones de navidad.

 

¿Has trabajado o colaborado con él?

Yo no trabajé con él, aunque en principio con 23 años recién cumplidos,  me pidió que fuese con él a USA, y yo le dije que se quedara aquí un tiempo. Era una persona muy dulce, pero él me dijo que no tenía tiempo. Unos años después volvió a pedírmelo, pero era claramente para ser artista, y yo desde muy niña me di cuenta de que no me gustaba la fama, tal y como yo la veía desde afuera.  

 

¿Te consideraba su amiga, eras su confidente?

Michael me consideraba... una fuente de inspiración, yo era el amor. Pero le dije muy claramente que no sólo se podía cantar al amor de pareja, que el mundo necesitaba la verdad, saber todo lo que estaba pasando en el mundo... le dije que nosotros somos los niños y nosotros somos el mundo y nosotros teníamos que cambiarlo; y que la música era el medio más efectivo para llegar a mucha gente, la música le gusta a la mayoría por no decir a todos.

 

¿A qué te dedicas en la actualidad?

-Llevo unos cuantos años que trato de enviar la verdad a través de la escritura, pero desde la muerte de Michael Jackson estoy centrada en la verdad de su caso, que en realidad,  no es otro más que el mío propio y el todo el mundo. Hemos recorrido un camino paralelo, él desde los focos y la fama, y yo desde el anonimato y el trabajo de mano de obra y la explotación... pero la vida... es más o menos la misma, hablo de vivir la envidia, aunque nunca estaba segura de que era lo que envidaban de mí, ese defecto debe de ser un estado psicológico para tratamiento individualizado, mucha gente está necesitada de una reconexión con su propia conciencia, porque viven en la confusión, y otros, están muy interesados en que así sea.

 

¿Llegaste a tener contacto con su familia y personas de su equipo?

-Pues sí. Conocí a La Toya, a Janet, ella abrió la puerta de la suite cuando yo fui a preguntarles si necesitaban algo..., mi jefe, el dueño del hotel me había preguntado si yo quería hacer ese tipo de trabajo, que era parte de las tareas de la dirección de un hotel, y le dije que sí, esto yo ya lo hacia, pero en este caso me lo preguntó de forma especifica, eran artistas, jóvenes como yo, pero no salían de la suite me dijo Pedro (no le gustaba que lo llamásemos jefe). Jermaine al final nos presentó a todos de un modo formal, pero sé que era Michael el que por detrás le mandaba preguntarme de dónde era yo, cómo me llamaba, y él transmitía a Janet las preguntas, Janet era la portavoz. Randy también estaba.

Fue todo muy gracioso; esto vino detrás del baile que Michael hizo para mi, y que aluciné al verlo y aplaudí y grité, pero cuando me dijo el nombre no me sonó a Michael, y pensé que no debía de ser él.  ... Pero conocí  a más personas relacionadas con él, como Rod Tempertom (lo mandó Quinci Jones, que se quedó en lo puerta del hotel). Ese día Michael y los hermanos se habían ido muy temprano, sin dormir, y lo habían hecho por mí, me dijo Pedro, el dueño del hotel...En el año 2009 supe por qué: Michael hizo una fiesta en un teatro después de de su concierto, y esa noche, después de unos extraños sucesos, aparecí allí... me asomé y me fui, con la argelina y una americana, la francesa, la suiza, la italiana, y una amiga de una de ellas, bajaron lanzadas al foso; y el que nos llevó hasta allí, que estaba en la puerta, preguntó porqué nos íbamos de una fiesta tan importante, y dijo, que también había españoles...  Quinsi quería que me fuera a EEUU para trabajar, pero yo no quise, no me gustó el estilo. Le había visto el día anterior en varios sitios, sé que estuvo controlándome.

Seis años más tarde, Michael me presentó a Glen Ballard, el compositor de la música de Man in the mirror, Siedah Garret no quiso entrar a conocerme, me lo dijo Michael, y sin embargo fue la que se llevó la idea que yo le dí a Michael y que él le transmitiría a ella para componer Man in the mirror, es una pena,... porque en es una búsqueda interior, cuando te miras al espejo, y te sientes sola, y no reconoces la imagen como propia... Michael no podía con todo la que yo le daba, lo que yo le transmitía, y me lo dijo, y por eso me presentó a Glend Balar, pensando que algún día él podría ayudarme si lo necesitaba... El título, lo eligió Michael, y delante de Glend Balar me preguntó si yo estaba de acuerdo, pero también dijo que los derechos serían para ellos, pero la cantaría él, Michael.

 

¿Crees que estaba explotado, mal aconsejado?

 - No me gustó lo que vi cuando lo conocí, con sinceridad, me dio la misma sensación, que la idea que yo tenia sobre lo que pasaba con Michael Jackson. Michael era lo que yo quise ser cuando era niña y lo que no quise ser, la sensación que recibí era que estaban protegiendo algo muy valioso, de lo que se sentían poseedores, con veintidós años recién cumplidos eso fue lo que yo percibía. Pero después de la danza de Michael, que terminó saltando por encima de un sofá y desapareciendo, luego, apareció sentado en el sofá de al lado, nos miramos fijamente a los ojos, fue una atracción, y sentí su soledad, era como la mía, fue muy doloroso.  Michael estaba controlado, como yo. Y al final consiguieron aislarlo.

 

¿Cómo definirías la relación que os unía?

-Para mí era espiritual. Era un lazo del destino. Pero mi vida fue muy difícil. Llevo muchos años en peligro, sufrí un accidente que estaba preparado cuando yo tenía 23 años, nunca hubiese podido ocurrir de no ser así, y dejó muchos de mis recuerdos perdidos por mi memoria. Pero ese no fue ni el primero ni el último incidente en que mi vida estuvo en peligro.

 

¿Tenía enemigos?

- Michael era muy envidiado. Lo noté siempre que estuvo a mi lado, y siempre que oí hablar de él en cualquier sitio. Pero además él me lo dijo, porque yo estaba rodeada de gente igual... yo lo sentía así, me dijo que los peores ya no venían con él, que estaban afuera, del lugar en que estábamos. Esa imagen se puede ver en el videoclip de Smooth Criminal.

 

¿Eres la autora de Moonwalker?

 - La relación que yo tengo con este título es la siguiente: Yo bailé estos pasos en la acera, en Londres, frente de la ventana de la suite de Michael. Ese día yo llegué con mi sombrero. Estaba  esperando a una amiga, a la que vi aparecer al  fondo de la calle. Ella caminaba despacio, y me puse a bailar mientras la esperaba, entonces pensé, "bailaré estos pasos, sé que alguien me está mirando, no sé quien será, pero aquí hay artistas, y si son listos lo sabrán valorar... y a lo mejor un día se acuerdan de mi,... Dios mío, me gustaría que fuese Michael Jackson, pero es mejor que se lo lleve alguien antes de que quede para la nada, yo no voy a ser artista". Y oí una voz: "...esta anda por la luna..." y yo pesaba: Sí pero estoy en la tierra... y luego oí, "...la oigo... la oigo...!!" y yo pensaba: "yo también oigo... pero están la ventanas cerradas... y lo oigo... y habla español..."  hasta que llegó mi amiga Nadia, riéndose mientras yo bailaba el Moonwalker. Pero este título lo puso Michael. Y sé que lo registró a mi nombre porque él dueño del hotel me lo dijo. Tuvimos un par de conversaciones o tres... o cuatro... muy, muy, largas he intensas. Me dijo que le había dado mi documentación, que no me podía decir quien era, pero que, o no ocurriría nada o podía ser algo muy bueno, y que en el futuro yo me daría cuenta, sólo tendría que descifrar una palabra, en inglés, compuesta, pero que él no me podía decir cual era, y que esto, sólo lo hubiera hecho por su hija ( Pedro, no tenía hijos).

Pedro, era español, casado con una inglesa, el último día que estuve en el hotel, dos días o tres después de marcharse Michael, la trajo para presentármela. Y me dijo que yo un día tendría que escribir sobre todo lo que había pasado allí esos días, y que podía escribir sobre él todo lo que yo quisiera, que él quería salir en esta historia. Fue la primera persona con la que traté de contactar cuando falleció Michael. Pero habían pasado casi treinta años...

 

¿Lo que se registró a tu nombre son los pasos de baile del Moonwalker?

-Sí, eso creo. El dueño del hotel me dijo que sólo tendría que descifrar una palabra compuesta, y que me daría cuenta más adelante. Cuando vi bailar a Michael Jackson, el día que lo presentó por la televisión, que fue un evento retransmitido  para muchas televisiones del mundo, me di cuenta de que esos pasos eran míos...

 

¿La letra de la canción es tuya también?

  Yo no escribí nada, eso lo recogía Michael de nuestras conversaciones. Yo soy parte de muchas canciones  de Michael, de muchas, en las que están mi propias palabras.

...Smooth Criminal,  Whatever Happens, This is it, Dangerous, We are the World... 

 

¿Cuándo os visteis por última vez?

-La última vez que hablé con él, directamente, fue el 27-6-2008, pero no fue la última vez que lo vi. Y aquí necesito otra vez repetir, para comprender esto debéis leer, Threatened. Y también, tengo que repetir que mi mente aún tardaría mucho tiempo en funcionar al 100 % , gracias a Dios, creo que me he recuperado, espero que así sea.

 

¿La muerte de Michael Jackson crees que responde a la versión pública oficial?

-Hay muchas versiones y no sé cual es la oficial, yo lo primero que oí fue que había sido un paro cardiaco. Pero la forma que se divulgó, me pareció todo muy mal. Y en el momento en que oí que La Toya había visto el cuerpo y desconfió, mi cabeza empezó a dar vueltas, y no paré hasta que todo lo que pasó en Londres vino a mi mente. Cuando me conocieron a mí, llamaron a una maga blanca, esto es parte de la información que me dio Pedro, el dueño del hotel.

 

¿Has intentado contar tu historia en algún medio de comunicación?

-Voy contando mi historia en mi blog de myspace, y pongo retazos en facebook y algunos gritos de atención y auxilio en twitter, pero llevo así más de un año y cuento con los dedos de la mano las personas que me han animado a seguir, pero imagino que estas personas tienen los mismos medios que yo. ...

También he mandado mensajes a muchas empresas de copyright inglesas e internacionales, intentando encontrar el copyright de Moonwalk, pero las que me contestaron, me dijeron que no sabían nada o que pensaban que no era el medio adecuado de buscarlo. También intenté contactar con abogados, pero no tengo medios económicos. También estuve en Londres en octubre del año pasado, 2009, y no encontré más que la salida al día siguiente del país, fui con el poco dinero que tenía para comer aquel mes, ...Londres es una ciudad muy cara.

 

¿Por qué no han querido escucharte?

- Me costó meses encontrar a alguien que creyera mi testimonio. Noté  incredulidad, muchos me han tomado por loca, pero la verdad es... vi que querían ponerme a su nivel. Percibí envidia, soberbia, he sufrido al recibir mucha negatividad y se ha mofado de mí mucha gente, y los que saben quien soy, esos me han ignorado por completo.

 

¿Esta entrevista es la primera oportunidad que tienes para contar todo esto? 

- Bueno, tú eres la primera persona que se ha prestado y sin tener que pedirlo, para poder contar esta verdad fuera de las redes sociales donde tengo cuenta.

 

¿Has recibido amenazas?

- Me llevaría mucho tiempo explicar esto con propiedad. Sí recibí el aviso de que me olvidara de todo lo que había pasado allí. Y lo que pasó allí fue el día 27 del 6 de 2008 en un pub, fue una larga conversación que mantuve con Michael, cuando él se marchó, alguien me dijo al oído: "Yo estoy aquí para decirte que te olvides de todo lo que has visto aquí". A penas si lo miré y le contesté: "¿¡Y tú quién eres, para decirme lo que yo tengo que recordar u olvidar!?" Vi una cara de sorpresa, redondeada, y pelo oscuro.

 

¿Han intentado comprar tu silencio?

-No. Han intentado matarme directamente antes de esa conversación con Michael. Entonces yo no me enteraba ni de la mitad de lo que estaba pasando. Era como si la mayor parte de lo que vivía cayese en un vacío que no entendía dónde se encontraba. Y en algunos momentos tenía que pensar en qué lugar estaba.

Pero también vinieron a mi casa, Tres hombres, dos muy elegantes, y otro más de sport, estaban haciendo un estudio internacional, decían que era muy importante, y que necesitaban entrar en mi casa, que no se podía hacer en la puerta, y como yo no aceptaba, dijeron que era un estudio que harían a muy pocas personas, que yo era una de las elegidas en todo el mundo. Mi mente estaba muy mal, pero sabía que en mi casa no iba a entrar nadie. Gracias a Dios, intuía que tenía que protegerme.

    
  "Cuando estás caído y fuera, parece no haber ninguna esperanza
  Pero si tú simplemente creyeras, no hay forma que podamos caer
  Permitámonos comprender que un cambio sólo puede venir
  Cuando nos pongamos de pie todos juntos, unidos"
    
  We are The World
     
Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.