Alicia Doménech: Actriz

Alicia Doménech: Actriz

Recuerdo con total nitidez el día en que nos conocimos. De eso hace ya mucho. Pelirroja como nadie, fuerte como las tormentas, inasequible al desaliento. Hemos vivido muchas cosas juntas, Alicia. Eres la lucha personificada.

Cultura | 28 de febrero de 2009
Consuelo G. del Cid Guerra

Inocente y arriesgada, entregada y auténtica, noble como pocos, y con una sensibilidad tan especial que me resulta muy difícil describir: Y teniendo en cuenta que me paso la vida escribiendo, imagina cómo será de especial .Te he entendido siempre. Me has entendido más.

-Me llamo Alicia Doménech y quiero ser actriz.

Eso fue lo primero que te escuché decir. De eso hace ya más de quince años. Hoy quiero hablar de tí. Hoy quiero decirte algo que nunca te he dicho : Te admiro, Alicia.

Al contemplar las imágenes de ?La inquilina?, me sentí tan orgullosa de ti, tan emocionada? te ví tan grande en ese papel, que supe que se trataba del principio real del camino.

- Cueste lo que cueste, yo lo conseguiré. Yo seré actriz.
- Eres actriz. Sólo tú sabes el esfuerzo titánico que has hecho y haces para continuar.

- ¿Podrías resumir ese esfuerzo? (Suspira dramáticamente y sonríe)
- Es una pregunta muy difícil de contestar. Me he sentido muy sola, sabes, y a punto de tirar la toalla. Cuando las personas que te rodean no te apoyan, salvo escasas excepciones, cuando compruebas que no creen en tí...por parte del Ministerio de Cultura, que tampoco ayuda a los nuevos artistas emergentes, también por parte de los guettos herméticos: Mánagers, directores de casting, amiguismo en general...


Recuerdo cuando te presentaste al estreno de una película de Almodóvar, en Barcelona. Hará unos diez años, creo.
Te habías hecho unas fotos extraordinarias, llenas de fuerza. Me dijiste que ibas a hacer lo imposible para darle un sobre a Almodóvar con las fotos y tu teléfono. No tenías invitación. Rompiste el cordón de seguridad, te abriste paso entre una multitud de actores y periodistas, y conseguiste, jadeando, plantarte ante Pedro Almodóvar. Le diste el sobre diciendo: ?Pedro, llámame?.
- ¿Lo volverías a hacer?.

- Sin dudarlo. Aunque no es la mayor locura que he hecho, tú lo sabes mejor que nadie.

- Tu papel en la película de Joan Serra es claramente dramático. ¿Piensas que es ése tu registro concreto?
- Alicia: No, en absoluto. Precisamente soy una actriz con diversidad de registros, gracias, quizá, a las experiencias vividas, que han sido variopintas y muy intensas.

- ¿Qué proyectos inmediatos tienes? (Se ríe)
- Alicia: Nunca se sabe. Lo que venga se hará, y si no viene, yo seguiré buscando. Tengo varias cosas en mente. Una obra de teatro en pequeño formato, musical ...Estamos ya preparando algunas escenas con el director, Juan Serra, en el que interpreto a una alquimista. Mientras tanto, sigo pintando mis cuadros, pinto y pinto esperando el gran papel y la oportunidad definitiva.

- Es inevitable hablar de tu hija Amanda, nobleza obliga. ¿Qué piensas de su afición literaria?
- Alicia: Eso ha sido un chorro de luz, se me desborda el corazón...está tan ilusionada y con tantas ganas de expresarse...siento que este actual sistema no nos permite hacerlo...

- Cierto. No sólo no lo permite sino que la mayoría teme hablar.
- Alicia: Sí ..desde nuestra propia esencia, que es lo más cercano al espíritu, no hablamos. La creatividad es lo que supuestamente debería unir a personas determinadas, y no siempre es así. Pero volviendo a Amanda, mi trozo de cielo, te diré que me impacta cada vez que la leo, es brillante, muy brillante...a pesar de su corta edad ha vivido mucho, bueno y malo.

- Amanda te ha apoyado siempre?
- Siempre.Siempre.Siempre. Mi hija es el regalo más grande que me ha dado la vida.

- Eres una luchadora incombustible.
- Déjame decirte algo...porque aquí estamos, no? no imaginé que sería entrevistada por tí en un periódico digital...cuando te conocí, eras una ejecutiva agresiva arrasadora y de lengua mordaz que se comía el mundo. Has sido y eres una amiga fiel y para siempre. Me has apoyado en todas mis decisiones y nunca me ha faltado tu hombro para llorar. Han pasado muchos años Consuelo, pero siempre te he tenido. Eres un espejo en el que reflejarme, por eso alucino cuando me dices que tú me admiras a mí. Nunca me habías dicho eso. Nunca.

- Te lo digo de nuevo: Te admiro profundamente. Te he visto luchar como una leona.Te admiro como persona y como madre. Lo conseguirás, Alicia. Un día estaré en el patio de butacas aplaudiéndote. Lo sé.

Reímos. Su melena pelirroja se mezcla con la mía. Excelente cocktail, un detalle del viento.

En estas imágenes la podéis contemplar:

 



 

 

 

 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.