Arita Miteen

Arita Miteen

Delgada, menuda, morena. Su melena antojó rizos rabiosos que se niega a estirar. Arita impresiona desde el primer instante en que aparece. Impresiona a lo grande, transmite en el acto una sensibilidad determinada que sólo capta el apasionado, el límite, ese abismo de conciencia que te cambia una tarde para no abandonar jamás el recuerdo de su nombre, ese ser, ese talento. Atrapa con la belleza de las mariposas, el canto del cisne, la fuerza huracanada de unas letras comprometidas hasta la médula. Cantautora. Compositora. Artista.

Cultura | 30 de noviembre de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Arita Miteen llegó a España afinales de los 80, cuando la famosa movida contoneaba todas las caderas físicas y mentales. Las crisis cíclicas de su Perú natal fueron determinantes para dar un paso que de antemano supo complicado. Aterrizaje duro, consciente de lo que significa ser inmigrante.

Licenciada en Tecnología Médica, Laboratorio Clínico y Anatomía Patológica. Contó poco: Es decir, nada. Ni siquiera el esfuerzo de una homologación burocrática para ser un poco españolita. Nunca ha ejercido aquí. Jamás.

Lleva pocos anillos, y como no se le caen, trabajó limpiando mientras resistía los inicios de un asentamiento tan poco amable como el de tantos latinoamericanos.

Yo quiero hacer una canción de amor, una canción divina. En homenaje sólo a tí, América Latina. Todo aquel que una vez contempló ese cielo querido, nunca pudo olvidarse de tí, como yo no me olvido.

Comprometida, frontera y resistente. Hablamos del lenguaje del abanico, mientras yo la miraba con verdadera estupefacción. Qué mujer -me repetía- qué mujer...

Sacó su primer disco en 2003, fincanciado por ella misma -cómo no-. Es el precio inequívoco de un esfuerzo sobrehumano que lleva por delante ese duro camino hacia atrás atrás, en busca de futuros próximos,mientras se encuentra sitio. Un lugar que nadie te guarda. Ni siquiera los ángeles, que carecen de custodia más allá de su charco terrenal.Dura, madura, su alegría y sus penas, todos los días de su vida.Compone para mujeres. Se empapa en la lucha límite del derecho a pensar, existir, ser. Estar en el mundo con otras formas sagradas que no conocen dioses, ídolos o amuletos. Es ella.

La única mujer que ha actuado en el Consejo Nacional del Poder Judicial,como estandarte de su propia posibilidad.

Con el tono más dulce arroja las mayores manifestaciones. El culto a lo femenino. Compañera soy, nunca jamás tu sierva.

-Estaba en el mar. Contemplé su horizonte. El mar sabrá darme la respuesta. Miré el único barco que navegaba aquella tarde de otoño. Me acosté, y la canción salió sola...

Eso me dijo mientras atardecía en Lavapiés. Llevaba una camiseta lila que se tornasolaba lentamente, y me cantó a capela. Arita Miteen va mucho más allá de la protesta, es música y letra hechas. Ella, siempre compuesta. A punto de plantarse en cualquier escenario. El marco no importa: Lo pone ella.

Su próximo concierto: 1 de Diciembre de 2012

ENTREDÓS

Madrid

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.