Juan Luis Galiardo, el Chepa

Me quedo con ese Chepa para siempre. El abogado de oficio que ya no está de turno. Juan Luis Galiardo, magnífico actor, ya está con Antonio Flores y Félix Rotaeta. Han escapado juntos en busca de aquel tren, rumbo a quién sabe dónde.

Cultura | 23 de junio de 2012
Consuelo G. del Cid Guerra

Otros escribirán rápidamente los datos relevantes de su vida, a mí se me ha ido el Chepa. Un personaje próximo, creíble, comprensible, en manos del actor que bordaba el contorno de la pequeña pantalla, y me la hacía grande, inmensa, necesaria. Le ví en muchas películas, también en el teatro, pero no hubo otro como el Chepa.

"Juan Luis Galiardo ha muerto", me ha dicho mi amiga. Ese frío inesperado que pone la piel de gallina me ha invadido por completo. Esa ausencia con la que forzosamente se cuenta, a partir de ahora, me ha dejado helada. Se ha ido una parte de lo próximo. Un pedazo de actor. Silencio, ya no se rueda.

Puedo escuchar su voz sin hacer un esfuerzo. Ronca, contundente, veraz. Veo esas enormes bolsas bajo los ojos, esos sacos de tiempo, esa postura. La gabardina sucia que paseó tanta lluvia. La trompeta que anunció cada capítulo. Esa España tranquila, sosegada, que acompañó los casos y las cosas. Me quedo helada, triste, porque falta.

Desde el primer segundo falta, como los grandes, sabios, conocedores del telón y los aplausos. Maestro de tantos Estudio 1. En blanco y negro, en color, con el calor debido que transmite el oficio: Actor.

Gracias, Chepa.

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.