El Primer Ministro de Lesoto se las pira del país antes de comparecer en el juicio por asesinato de su segunda esposa

El Primer Ministro de Lesoto se las pira del país antes de comparecer en el juicio por asesinato de su segunda esposa

Parece una película, pero no lo es. Thomas Thabane, Primer Ministro de Lesoto, no se ha presentado en el juicio por el asesinato de su segunda esposa y se encuentra en Sudáfrica en estos momentos.

Internacional | 22 de febrero de 2020
Pere Borràs

Es porque está enfermo. Lo ha dicho su familia. Porque si hubiera sido por huir de la justicia habrían dicho que es por huir de la justicia. Pero no, dicen que es por razones médicas. Ya es casualidad.

Por lo visto, parece que en Lesoto no debe haber profesionales de la medicina que puedan tratar su dolencia, que no se sabe cuál es. Ya podría ser. El país cuenta con menos habitantes que el área metropolitana de Barcelona. En Barcelona hay mucha gente. También hay muchos hospitales, pero eso es porque es muy moderna.

La cuestión es que el señor ha enfermado justo antes del día en que iba a ser formalmente acusado de asesinato. Esto de que lo iban a acusar de semejante travesura lo anunció anteayer el investigador del caso, Paseka Mokete. Os juro que se llama así. Para secar moquete, no. Paseka Mokete.

Lipolelo Thabane, que así se llamaba la desafortunada esposa del mandatario, fue asesinada a tiros el 14 de junio de 2017, solo dos días antes de que su por entonces aún esposo jurara su cargo como Primer Ministro, y dos meses antes de que este, de quien se estaba divorciando, se casara en terceras nupcias con su actual cónyuge, Maesaiah Thabane.

No. En Lesoto no todo el mundo se apelllida Thabane. Lo que pasa es que parece ser que las señoras adoptan el apellido del marido cuando se casan. Recordad que hay un señor que tiene Mokete por primer apellido.

Vuelvo al asunto.

Se ve que todo apunta a que la Sra. Thabane (la viva, la tercera, no la otra, que es la segunda, en términos de esposas del Sr. Thabane) orquestó el asesinato de la Sra. Thabane (ahora sí, la segunda) porque quería ser la Primera Dama ("Dama", no "esposa", eso ya lo es la primera que se casó con él) y la otra no la dejaba. Como la cosa olía más que un Sablé du Boulonnais caducado, la Sra. Thabane (la tercera) fue acusada de asesinato. Está libre bajo fianza. Pero eso es porque solo se trata de un asesinato. Si hubiera puesto urnas, pues igual no sé yo.

Total. Que como la cosa era muy loca incluso para un país como Lesoto, los del partido le dijeron el lunes a Thabane (el señor, el que es primer ministro, no una de las señoras) que se fuera, por lo que anteayer él mismo dijo que iba a dejar el cargo de Primer Ministro de Lesoto en julio. Pero no dijo que fuera por el percal este, sino porque es viejo. Que a ver, vale que con 80 primaveras, un jovenzuelo, no eres, pero es que conozco a tíos que con más de noventa tacos están en el bar tomándose un vino para desayunar. De todas formas, viendo cómo está el tema médico por esos lares, pues igual sí que ahí ya eres viejuno a esa edad, aunque seas el Primer Ministro.

El control de las telecos, contrariamente, se ve que ahí sí funciona mejor que la sanidad, porque el Sr. Mokete ya pudo descubrir que se realizó una llamada sospechosa con el móvil del Primer Ministro, el día del asesinato de su esposa, desde el lugar en el que asesinaron a su esposa. Que no es por pensar mal, pero...

Tampoco es la primera vez que este señor se las pira de su país. Ya lo hizo en 2014, aunque en esa ocasión fue por un golpe de estado. Pero no de esos que se hacen tirando claveles y con miradas de odio, no; de esos en los que viene el ejército, te rodea donde vives y van con metralletas. Un golpe como los de antes, con chicha, no como las mierdas de ahora que se hacen mirándote mal y sirviéndote croquetas el día de navidad.
 

Recomendamos











Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies por parte de tenemoslapalabra.com.