Publicidad
Publicidad

Viajar

El Hierro, paraíso ahora
Viajar - 03 de agosto de 2017
Escrito por Javier Pérez Mejías
 

El Hierro, Paraíso Ahora es un proyecto para un desarrollo humano saludable y ecológico en esta bella isla, la más pequeña de las Islas Canarias.


Sonkgran: El día de la excepción
Viajar - 07 de junio de 2014
Escrito por Israel Benavides
 

Bangkok amaneció en estado de sitio (*). Las calles, menos transitadas que de costumbre, exhibían las rejas de negocios cerrados y algún que otro cartel publicitario que alguien olvidó guardar. Hasta el bullicioso restaurante de la esquina, punto obligado para los amantes de la sabrosa comida local, ha amanecido en silencio. Por su parte, los niños esta mañana se han armado hasta los dientes. Los más pequeños portan armas largas y cortas casi en todas las esquinas. Los más grandes y los adolescentes desfilan a pie o en camionetas apuntándoles a los transeúntes y a los taxis que se atreven a circular por las avenidas de la inmensa urbe. Les disparan a todos los adultos, sin distinción de sexo o procedencia, con sus pistolas grandes y pequeñas, azules, rojas amarillas, verdes y de naranjas fosforescentes. Son pistolas de agua y el chorrear del preciado líquido se confunde con la risa de los niños y los gritos de júbilo en plena batalla campal de los unos contra los otros.


La capital del capital
Viajar - 01 de mayo de 2013
Escrito por Israel Benavides
 
Al Menino* in memoriam

El panorama de Nueva York era impresionante, pero el calor nos abrazaba. Aunque estábamos a la sombra del puente de Brooklyn, el termómetro rozaba los 30 grados a aquella hora de la tarde. El sol calentaba las olas de la pequeña playa en un diminuto oasis de relativa tranquilidad dentro del bullicio de la urbe que nunca duerme. Era Sommer in the City, como dice la canción, y para menguar el calor unos vendedores ambulantes ofertaban en la arena pequeñas botellas de agua a 75 centavos. Nos pusimos en camino y a la salida del puente de Brooklyn unos jóvenes parados en el asfalto vendían las mismas botellas por un dólar a los conductores de los autos que circulaban en dirección a Manhattan. Cruzamos el puente a pie y en medio del trayecto, en un estanco improvisado, las susodichas botellas constaban 2$ para los transeúntes que circulábamos por el puente en ambas direcciones. Ya en Manhattan, a la entada del tren subterráneo o Subway, las botellas se anunciaban por 3$ en el quiosco de la estación. Pero cuando llegamos a Wall Street, el distrito financiero de la jungla del asfalto, ya las botellas costaban 3,5$ o 4$.


El rey arquitecto. Entre césares y judíos
Viajar - 30 de marzo de 2013
Escrito por Israel Benavides
 
Voy caminando por terraza sembrada de columnas que se adentra en el Mediterráneo mientras las olas abaten sin descanso las rocas del promontorio. Apenas a unos metros del mar observo, cavado en la roca viva, el hueco cuadrado de lo que fuera antes la piscina del palacio. Todo esto fuera muy normal en otras latitudes si pasamos por alto dos detalles. El primero es que este palacio fue construido 2000 años atrás. El segundo, que este estanque junto al mar era de agua dulce. Entonces supe que ingenieros romanos construyeron un acueducto de 14 kilómetros para que los césares pudieran observar el tráfico del puerto mientras disfrutaban de su baño en la alberca.

El encanto de Santa Fe
Viajar - 09 de junio de 2012
Escrito por Israel Benavides
 

AMOR A SEGUNDA VISTA

En realidad, la tarjeta de presentación no era deslumbrante. El viejo aeropuerto de El Dorado, donde aterrizó nuestro avión, pedía a gritos un relevo, pero la construcción del nuevo aeropuerto internacional, cuyas primeras estructuras prometen un diseño futurista, habían sido paralizadas porque el alcalde de turno robó los fondos públicos destinados para ello, algo no inusual en Latinoamérica.


DE UN PÁJARO LAS DOS ALAS
Viajar - 02 de junio de 2012
Escrito por Israel Benavides
 

Tengo los pies llenos de arena y espuma del Atlántico. Me acomodo sobre las ruinas de un fuerte español que se alza en un recodo de la playa y vuelvo a leer el folleto turístico sin entender de qué isla en concreto me están hablando:


Ron y Leyenda
Viajar - 30 de mayo de 2012
Escrito por Israel Benavides
 

Lo leo varias veces sin salir de mi asombro. Sobre la mesa tengo un escrito firmado de puño y letra por ese patriota tan venerado en varias islas del Caribe. Es una carta de Máximo Gómez, general mambí de la independencia de Cuba a don Emilio Bacardí cuando este último era alcalde de la ciudad de Santiago de Cuba. Un detalle picante es que esta oficina de muebles de caoba y gavetas con manillas repujadas que atesora este y otros documentos originales no se encuentra en Cuba, sino en el Centro de Visitantes de Bacardí, en San Juan de Puerto Rico.


El oro de Guatavita
Viajar - 28 de abril de 2012
Escrito por Israel Benavides
 

Persiguiendo una leyenda

Voy corriendo loma arriba en medio de la espesa vegetación. El camino es largo, mucho más empinado de lo que yo suponía y la altura de la montaña hace que escasee el oxígeno. Me falta el aire, pero no me detengo. Todo lo que hago es aflojar la velocidad para recuperar mi respiración y seguir con paso apurado. Prometí apurarme y eso debo hacer, pues ha sido un verdadero milagro el que me hayan dejado entrar a este sendero en medio de las montañas del centro de Colombia.


Mar Muerto
Viajar - 10 de marzo de 2012
Escrito por Israel Benavides
 
Agua Viva y Agua Muerta
 
Me siento como una tinaja de arcilla que acaba de entrar al horno. El aire seco y caliente del lugar hace que la humedad sobre mi piel se evapore a ojos vistas. En realidad la comparación con la vasija no es exagerada, porque tengo todo el cuerpo cubierto de barro, solo que no es la masa terracota que usa el alfarero. Es un fango oscuro,  fino y pestilente por su alto contenido de azufre y potasio, que se va endureciendo por minutos para tomar un color gris ceniza. Dicen que ese barro es muy saludable para la piel. En medio de esta evaporación acelerada parezco una estatua de yeso y solo atino a retocarme en algunas partes con esa masa oscura que acabamos de recoger a la orilla de uno de los lugares más increíbles de este planeta: el Mar Muerto.

Estambul
Viajar - 07 de marzo de 2012
Escrito por Israel Benavides
 
“Bienvenido a Asia”
 
El letrero amarillo, puesto con tanto desenfado junto al torrente interminable autos que cruzaba el puente, me recordaba que esta es la única ciudad del mundo que puede vanagloriarse de estar asentada sobre dos continentes al mismo tiempo.
 
Debajo de aquel puente colgante que une Europa con Asia, extiende sus olas el orgulloso estrecho de Bósforos que une el Mar de Mármara con el Mar Negro y permite su acceso al Mediterráneo. Ya han pasado más de 20 años desde que lo crucé por primera vez, pero no ha perdido ni un átomo de su majestuosidad. Vuelvo a admirar, esta vez desde las alturas, el castillo de Rumeli Hisari y lo reconozco al vuelo.

Ramadán a la Francesa (Mosaico Tunecino)
Viajar - 24 de noviembre de 2011
Escrito por Israel Benavides
 

Una pareja disfruta en la terraza de un café de la brisa junto a los árboles del bulevar. Se miran de forma romántica y se toman de las manos mientras saborean un té. Están tan sumergidos en sí mismos que pasan por alto el diminuto detalle de que la mesa a la cual están sentados está a escasos centímetros de una alambrada de seguridad. Dos costados de la terraza están rodeados por el espinoso cerco y un par de tanquetas de guerra cierran el paso de la calle. Pero es domingo por la noche y la acera sigue repleta de enamorados. La escena es tan increíble como cotidiana, por lo que no puedo evitar detenerme a contemplarla. La explicación es sencilla: colindante con uno de los locales más populares de la ciudad se encuentra el Ministerio del Interior de Túnez, que fue blanco de múltiples revueltas durante la reciente Revolución de los Jazmines, la que abrió paso a la Primavera Árabe en el norte de África. Por eso las principales oficinas del Estado permanecen con protección especial hasta que se celebren las elecciones en octubre. Al otro lado del edificio y junto a otro par de tanquetas, no para la fiesta. Un conglomerado de altavoces inunda la avenida con una música electroacústica que llegaba hasta el mar. Todo eso ocurre en medio del ramadán islámico y la reforma de las instituciones del país. Así es el Túnez de hoy: variopinto e impredecible.


La ciudad del pecado
Viajar - 19 de octubre de 2011
Escrito por Israel Benavides
 

Me parece que estoy en La Habana. Si no fuera por el largo viaje para llegar hasta aquí, pensaría que estoy en el barrio habanero del Vedado. Me esperan los mismos edificios de apartamentos de los años 50 y 60 con sus balcones abiertos al fresco de la noche, el mismo descuido en las fachadas, y los mismos laureles repartiendo verdor en las avenidas y devorando las aceras con sus raíces. Al igual que en la capital cubana, siento el salitre en el aire denunciando la cercanía del mar inquieto. En las calles impera el mismo reguero de gente a altas horas de la noche, el mismo empuja-empuja para subir a los ómnibus del trasporte urbano y ese desenfado en que el bullicio de tráfico de la madrugada se diluye entre la risa de los transeúntes. Quizás la única diferencia son los imponentes rascacielos que aquí salpican el paisaje, por los cuales aún tendrá que esperar mucho tiempo la geografía cubana.


Pruebas
Viajar - 29 de septiembre de 2011
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

¿Cómo administrar pública.Mente el horror pasado que -todavía- se desconoce? ¿Bajo qué estructura accesible, escenario o medio, se está verdadera.Mente dispuesto a escuchar?

¿Será que ya se han contado todos los muertos, los abusos sexuales y los niños robados durante y después del franquismo? . Ningún cadáver puede hablar, y la memoria no es sólo una lápida con nombre y apellidos.


Tres entre vistas en un día / 2
Viajar - 09 de septiembre de 2011
Escrito por Israel Benavides
 
3:30 p.m. - Belén, Cisjordania, territorio gobernado por la Autoridad Palestina

—Sí, Cristo y yo tenemos algo en común —me dice con una sonrisa—: los dos nacimos aquí en Belén.
 No hay nada que yo admire más que a una mujer inteligente y con toda seguridad Jamala lo era. Nuestra guía en el territorio palestino era además muy instruida. Me impresionaron sus grandes conocimientos sobre teología y sobre Belén, la ciudad natal del rey David. Además hablaba cuatro idiomas: árabe, hebreo, inglés y alemán.

Tres vidas, dos países, un día
Viajar - 06 de septiembre de 2011
Escrito por Israel Benavides
 
8:00 p.m. - Tel Aviv, Israel,  territorio gobernado por el parlamento judío
 
Al regresar por la tarde de mi excursión a Jerusalén y Belén, el espejo del lobby de mi hotel me jugó una mala pasada. Al pasar junto a él, me di cuenta de que llevaba demasiados días sin cortarme el pelo. Necesitaba un pelado urgente para no seguir compitiendo con la estampa de Robinson Crusoe. Decidí ir a una barbería que había visto al doblar del hotel y aún estaba abierta a aquellas horas de la noche. Cuando llegué, el salón ya estaba vacío. Con toda seguridad era poco antes de la hora de cerrar.

Tres bodas, dos países, un día
Viajar - 01 de septiembre de 2011
Escrito por Israel Benavides
 

11.45 a.m.- Jerusalén, Israel, territorio gobernado por el parlamento judío—¿Y no tiene gorras que digan “Israel” nada más? —pregunté, buscando entre las mesas del bazar—. Todas las que veo aquí dicen “Jerusalén”.

— Israel no existe —me respondió enseguida el vendedor—. Lo que existe es Palestina.
—¿Y no tienen gorras que digan Palestina? —traté de salir del aprieto.
—Aquí no. No lo permiten los israelíes porque ellos no reconocen el Estado Palestino. Tiene que ir a Belén en Cisjordania para poder comprarlas.

Ombligo del mundo
Viajar - 01 de agosto de 2011
Escrito por Israel Benavides
 
Estoy parado en el lugar exacto que marca el ombligo del mundo. Ni un centímetro más ni un centímetro menos. Por aquí deberían pasar el Meridiano Cero y el Paralelo Cero. Si todo hubiera seguido como estaba, otras fueran las coordenadas del globo terráqueo. A partir de aquí partirían los usos horarios y por aquí también cruzaría la Línea Internacional de la Fecha. Alrededor de este punto bajo mis pies debería rotar todo el universo. Y pensar que todo se echó a perder porque un tal Cristóbal Colón se empeñó en afirmar que la tierra era redonda y para terminar de armar el gran desorden, descubrió las Américas de casualidad. Muchos siglos antes de que Copérnico y Galileo empezaran a escrutar las estrellas, cuando los papas decidían sobre la vida y obra de todos los mortales en Europa y el mundo era plano como un plato, el centro del mundo quedaba aquí en Jerusalén. Entonces Marco Polo aún no había ido a China y el País del Dragón todavía no se consideraba parte de este planeta. Hacia el este las crónicas llegaban hasta India, por el oeste hasta Portugal y las Islas Canarias, hacia el sur al África negra y por el norte a Escandinavia y Rusia. Entonces el Ombligo del Mundo era esta Iglesia del Sagrado Sepulcro aquí en Jerusalén y más exactamente en la sala en cuyo centro se encuentra este pequeño pedestal donde me he subido. Como durante muchos siglos se pensó que el sol y demás astros giraban alrededor de la Tierra, pues entonces el eje de rotación de todo el universo quedaba en esta sala en que me encuentro ahora.

Israel en Israel
Viajar - 04 de junio de 2011
Escrito por Israel Benavides
 

-Shalom!

Después del saludo le entregué mi pasaporte al funcionario israelí en la Oficina de Control de Pasaportes del aeropuerto internacional de Tel Aviv.

Mientras llegaba hasta aquí por los espaciosos salones del aeropuerto me acodé cuando, varios años atrás, tuve un empleado israelí que, viendo mi nombre y apellido, me hizo una profecía:

Cuando lo controladores de pasaporte vean que tu eres Israel y Ben-Avid-des, te ponen la alfombra roja para que pases, pues “Ben” significa “hijo” en hebreo, es decir que tu serías “Israel, el hijo de (el rey) David”


Resistencia
Viajar - 03 de junio de 2011
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

600 agentes listos en la Puerta del Sol
Delegación de Gobierno y Policía
No hay frecha concreta para la operación
Desalojo


Las Vegas en árabe
Viajar - 07 de mayo de 2011
Escrito por Lalo de la Vega
 

Todavía no sé si lo estoy viviendo o lo estoy soñando. En todo caso lo estoy disfrutando. Me parece estar flotando en el azul. Desde mi elevado punto de observación en el restaurante tope del Burj Al Arab nada parece imposible. Al noreste tengo a mis pies el zigzag de arena de las playas de Dubai, cuya coronación es la silueta del Jumeirah Beach Hotel. Este edificio, una ola que reposa ondulante sobre las arenas del Golfo, fue el pionero del desarrollo turístico del emirato.