El poder de la injusticia

El poder de la injusticia

"El poder de la injusticia" es la última obra de Consuelo García del Cid Guerra.

Cultura | 14 de enero de 2020
Benjamín Martínez

...Completamente desconcertada y con el corazón desatado, que latía con excesiva intensidad, no podía entender aquella llamada. ¿Quién era Antonio Sánchez? ¿Cómo había conseguido su número de teléfono? ¿Por qué le preguntaba un completo desconocido si estaba sola en la calle? ¿Por qué tenía que estar acompañada?

-Dígame de una vez por todas lo que me tenga que decir.
-¿Dio usted a luz en una clínica privada el 18 de agosto de 1990?
-Sí, tuve un hijo varón que falleció al nacer.
-No, señora. No fue un varón. Usted tuvo una niña. Está viva, y la busca desde hace mucho tiempo ...

 


 

- ¿Por qué se trata de una obra novelada?.
- Por indicación de los abogados. Este libro tuve que escribirlo dos veces. Pese a que todo, absolutamente todo es cierto, al parecer era susceptible de demandas. No me ha quedado otro remedio. 

- ¿Entonces, si no sucedió durante el franquismo, quiénes son los responsables?
- La administración pública y todo su aparato social. Lo que sucede ahora y los medios callan. Se retiran tutelas de niños, es legal. Todo lo justifican. Las familias viven un auténtico infierno.

- ¿Qué esperas de esta obra?
- Una reacción real a lo que sucede. Que la injusticia no tenga poder. Que exista una unión real entre tod@s l@s afectad@s.


 

La presentación de "El poder de la injusticia" tendrá lugar en Madrid el próximo 27 de enero a las 19h en la librería "La buena vida". Calle Vergara, 5. (Ópera). 
Consuelo García del Cid Guerra estuvo en dos reformatorios franquistas por "rebelde". Marcó su vida hasta el extremo de dedicar el resto de su existencia a los niños tutelados. "La niña del rincón" (Anantes editorial), es un libro autobiográfico en el que narra su durísima experiencia. Con "El poder de la injusticia" continúa luchando a través de la literatura, porque "los libros son eternos, y las causas se mantienen por convicción, no conveniencia. Y como el amor de verdad, son para siempre".

 

Recomendamos