DGAIA contra las cuerdas ante un caso de dimensión internacional

DGAIA contra las cuerdas ante un caso de dimensión internacional

Retiradas por los servicios sociales de un colegio elitista, sin mediar palabra con los progenitores.

Actualidad | 27 de julio de 2022
Consuelo G. del Cid Guerra

Absolutamente nada contrastado, acusaciones insostenibles y deducciones personales en manos de la directora del colegio, como acostumbra a suceder en demasiados casos. Las niñas, de nueve y seis años, se encuentran retenidas en un centro de menores desde el pasado mes de junio. Tienen doble nacionalidad: rusa y suiza. El cónsul suizo visitará a las niñas en el centro con intención de tomar las correspondientes medidas. La prensa española (excepto "Público" y "El Taquígrafo"), calla. Y ese silencio encierra el temor a enfrentarse con la administración pública: DGAIA.

De entre las muchas acusaciones, la más psicodélica afirma que "no son sus hijas". Sin una sola prueba, se larga semejante argumento, pese a haber enviado el correspondiente libro de familia y partidas de nacimiento. Las fotos de la madre, Elena Lang, embarazada, e incluso un video en el que acaba de dar a luz, parecen no ser suficiente. Suma y sigue.

El caso ocupa portadas en periódicos rusos, suizos, franceses y británicos, así como en sus distintas televisiones: ya es internacional. Las niñas están completamente desconcertadas, tristes, sin acertar a comprender lo sucedido. Ustedes, sí, ustedes, el sistema y todo su aparato demoledor, provoca en las criaturas una angustia inolvidable que permanecerá enquistada en su memoria.

Noticia de Elena Lang en el diario LeMatine

Elena Lang en NZZ Magazin

Elena Lang en 20min.ch

 

El proceso devastador y sus formas no tienen freno. Pretenden (como siempre) que los padres mantengan la comunicación telefónica con sus hijas como si nada hubiera pasado, porque -de lo contrario-, cortan las llamadas. Cabe destacar el tratamiento poco frecuente: "Señora Lang, Señora Lang", quizá porque se trata de una familia de clase alta. "Señoras", lo son todas las madres, tomen buena nota en adelante. Porque al resto, se dirigen por su nombre de pila, tuteando sin más y con un tono despectivo y humillante que aumenta su desconsuelo.

Elena Lang en kp.ru

La presión institucional y su "método" desnaturalizador por excelencia, en manos de educador@s, técnic@s y demás, destruye el dique emocional de las familias afectadas. Nunca se tiene delante al responsable absoluto que firma el definitivo documento tras haber pasado hasta por diez manos distintas.

"Interés superior del menor. Indicadores de riesgo". Ahora sí están en riesgo, tras las actuaciones de los servicios sociales. Y para cuando este inmenso error se subsane, el daño no tendrá reparación posible.


Comentarios


Efemérides