El ministerio de justicia se pone chulo con el Tribunal Supremo

El ministerio de justicia se pone chulo con el Tribunal Supremo

Este lunes la Abogacía del Estado ha instado a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo a actuar en favor de Junqueras y también en su contra.

Actualidad | 30 de diciembre de 2019
Pere Borràs

Ya se intuía que se avecinaban curvas cuando el pasado 19 de diciembre el TJUE sentenció que Oriol Junqueras gozaba de inmunidad como europarlamentario desde el momento en que se conocieron los resultados de las elecciones europeas, cuando Junqueras se encontraba en prisión preventiva.

Ese mismo día el presidente de la eurocámara, David Sassoli, instaba al estado español a acatar la sentencia y al día siguiente los líderes catalanes en el exilio Carles Puigdemont y Toni Comín recogían sus acreditaciones como eurodiputados.

Desde entonces las distintas instituciones implicadas han estado debatiendo sobre qué medidas tomar para dar salida a esta situación sin salir demasiado devaluadas.

Este lunes el Ministerio de Justicia ha comunicado en nota de prensa que la Abogacía del Estado ha instado al Tribunal Supremo a que permita al sorprendentemente aún encarcelado Oriol Junqueras a realizar los trámites necesarios para tomar posesión de su cargo como eurodiputado así como a ejercer como tal "mientras mantenga su estatus de miembro de la Eurocámara".

Paradójicamente, también pide "el cumplimiento de la sentencia del 'procés'". Para ello, insta a los magistrados a solicitar al Parlamento Europeo la
suspensión de la inmunidad reconocida por el TJUE y no lo pide de cualquier manera, sino que especifica que sea "a la mayor brevedad".

Entrando en consideraciones, la Abogacía del Estado ha recordado que el fue el propio Tribunal Supremo quien admitió que Junqueras, de así reconocerlo el TJUE, podría ostentar inmunidad independientemente de que su estatus de preso hubiera pasado de preventivo a penado.

Y como guinda, ha recordado al Tribunal Supremo que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea manda más y que si el TJUE dice algo que entra en contradicción con el Supremo, se hace lo que diga el TJUE.

Recomendamos