Publicidad
Publicidad
Los crímenes de la Iglesia franquista
Cultura - 04 de junio de 2013
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Julián Fernández Cruz, autor osado y comprometido, presenta en Éride Ediciones Los crímenes de la Iglesia franquista, una obra basada en las confesiones de un sacerdote vasco en el exilio, cuyo diario fue encontrado tras un largo proceso de investigación.En él se revelan las atrocidades cometidas por las tropas fascistas contra religiosos.Los asesinos de la propia muerte,las dos Españas y sus dos Iglesias.

“Por ejemplo,en Alicante,desde el colegio de Los Maristas,dos frailes dispararon con armas largas,desde las ventanas,contra una manifestación pacífica que pasaba por aquella calle,causando la muerte de un joven y un trabajador”.

El pueblo era controlado desde confesionarios,quedando su supuesto secreto de confesión en manos de la policía secreta apostada en otro tipo de confesionarios particulares: Las comisarías.Iglesia y Estado, de la mano de un cuestionado Dios que torcía diablos.Así,el Arzobisbo de Llundain hizo el saludo fascista.

La Iglesia siempre supo que semejantes posturas generarían la persecución de religiosos,pero no tuvo reparo -en pos del nacional catolicismo- en definirla como Cruzada , delatar,colaborar y permitir el asesinato de sus propios hermanos y expresarse públicamente desde su jerarquía con semejantes afirmaciones:

Obispo de Canarias: El General Franco conduce una guerra santa,una cruzada, tan digna de nuestra admiración como la de San Luis para liberar Jerusalén”.

Arzobispo de Granada:”Desde entonces hasta ahora, la Iglesia no ha escatimado niigún medio para quienes luchan con las armas en la mano”.

Arzobispo de Burgos:”La opinión de los obispos españoles con relación al movimiento de restauración de España emprendido por nuestro glorioso ejército,no puede ser más que una adhesión sincera,firme y entusiasta,de ánimo caluroso”.

Obispo de Madrid-Alcalá:”A la luz de la teología católica y la moral natural, se justifica el levantamiento”.

Obispo de Teruel:”Yo debiera dar mi adhesión,sincera y entusiasta,al glorioso movimiento nacional.En esta santa cruzada,gesto heroico de los tiempos modernos,el verdadero pueblo español persigue,intrépido y sin desfallecer,con orgullo, la misión histórica que debe cumplir”.

Obispo de Cartagena: “Benditos sean los cañones,si en las brechas que abren,florece el Evangelio”.

El quinto: No matarás. Jerarquía eclesiástica que olvidó su mandamiento.Un libro tremendo que revela hechos documentados, con nombres y apellidos, en manos de Julián Fernández Cruz y publicado en Éride Ediciones.

EL QUINTO, NO MATARAS

Crimenes de los dos bandos con una sola mano